Google
Turismo rural en Cantabria

Cantabria atesora un litoral irregular y de suma belleza esculpido por la fiereza de las aguas del mar Cantábrico. La Fachada marítima de Cantabria es una línea continua de playas arenosa - de fina arena blanca en la mitad occidental - y acantilados.
Playas y acantilados dejan paso a las marismas de las rías y bahías de Santander y Santoña. Peña Caberga, en la bahía de Santander, ofrece una magnífica panorámica de la ciudad y de buena parte del resto de la costa cántabra.

La tradición pesquera y el desarrollo del comercio marítimo cántabro tienen una presencia patente en el territorio de Cantabria. Las casas de indianos dieron lugar a un incipiente desarrollo turístico que se popularizó y arraigó por el hábito de la nobleza que visitaba las playas santanderinas. Hoy Santander es una capital de servicios, de un fuerte componente turístico, con un entorno natural espectacular.

Algunas de las principales poblaciones cántabras son:

* Santander, Laredo, Camargo, Castro Urdiales, Santillana del Mar, Santoña, Suances, Potes, Bárcena Mayor, Cabezón de la Sal, Puente Viesgo, Comillas, Torrelavega, San Vicente de la Barquera...

Casas y Hoteles Rurales singulares en Cantabria

Cantabria dispone de numerosas construcciones tradicionales rehabilitadas y convertidas en establecimientos rurales (Casas y Hoteles rurales) de gran originalidad (singularidad) enclavados en parajes de inigualable belleza.

Las categorías de Turismo Rural en Cantabria se dividen en:

* Casonas y palacios cántabros, Posadas de Cantabria, Casas de Labranza y Viviendas rurales.

Las poblaciones cántabras, por lo general, han respetado la arquitectura popular más antigua:

* Típicas Casonas (casas tradicionales) montañesas enclavadas en inmensas zonas verdes.

* Antiguas casas labriegas (Casa tradicional montañesa) donde sus habitantes (familias labriegas) vivían en el pasado y al mismo tiempo cuidaban a las vacas.

* Bellos caserones señoriales de piedra de mampostería y grandes sillares. Algunos de estos viejos caserones han sido rehabilitados minuciosamente, con-virtiendo dichos edificios en algunos de los mejores alojamientos rurales de Cantabria.

Casas y Hoteles Rurales en Cantabria:
- Distintas áreas geográficas y paisajísticas de gran interés

Distintas áreas geográficas y paisajísticas de interés en Cantabria:

El centro de la región es una sucesión armoniosa de valles y praderas, entrelazados con zonas boscosas autóctonas y aldeas dispersas, escenarios naturales hermosos, auténticos remansos de paz en algunos puntos. Son los valles que se alimentan de las aguas de los ríos Nansa, Saja, Besaya, Pas, Miera, Asón y Agüera.

* Valles Pasiegos: Pas, Pisueña, Miera... (Cantabria) *

Algunos de los más significativos conjuntos rurales de la región son los de Carmona y Bárcena Mayor.

El extremo occidental de la región de Cantabria pertenece al dominio de los Picos de Europa, con parajes de belleza inigualable y rincones que atraen por inhóspitos, como el desfiladero de la Hermida, un pasillo de paredes rocosas de 600 metros que se convierte en un pasaje a las entrañas de la tierra.
Estas tierras guardan los rincones más inaccesibles que se reservan a su vez a las mejores panorámicas. Merece la pena admirar estas excepcionales maravillas naturales desde Treviso y desde Fuente Dé.

La lengua de tierra meridional es el lugar del nacimiento del río Ebro, la mayor cuenca hidrográfica de España. Es un paraje de belleza inigualable.

El Conjunto de los Picos de Europa, que se extiende a caballo de Asturias, León y Cantabria, declarado Parque Nacional es un espacio excepcional donde viven algunas de las especies animales más amenzadas de Europa occidental: el urogallo, el águila real, el rebeco o el ciervo.

En las inmediaciones de Santander, junto al Parque Natural de Liencres, la desembocadura del Pas forma la ría de Mogro, un espacio único de excepcional belleza. Otra desembocadura la del Asón, en el extremo oriental, forma las marismas de Santoña, llamadas el Doñana del Norte, una reserva natural de una extraordinaria riqueza de flora y fauna acuática.

Otros espacios relevantes son las desembocaduras del Nansa y del Deva- Cares, que forman las rías Tinamenor y Tinamayor, dos estuarios paralelos de gran belleza. Al lado está el Parque Natural de Oyambre, 5.000 ha. relevantes por su valor ornitológico. El paisaje es un repertorio de marismas, playas, dunas, bosques (en el monte Corona), acantilados y prados.

Otra zona natural de gran valor ecológico son los bosques del Parque Natural de Saja-Besaya, con 245 km cuadrados sobre las cuencas de los ríos que le dan nombre y sectores de media montaña. La vegetación forestal es atlántica, con robledales, hayedos, abedulares y acebales centernarios.

Algunas de las poblaciones más importantes de Cantabria son: Laredo, Santillana del Mar, Comillas, San Vicente de la Barquera, Castro-Urdiales...

La zona de Saja-Nansa: El Parque Natural Saja-Besaya

La zona de Saja-Nansa es denominada de tal manera por ser el territorio que ocupan las dos cuencas de los ríos Saja y Nansa, en el occidente de Cantabria. Es una zona de un altísimo valor ecológico, pues en ella se encuentra gran parte del Parque Natural Saja-Besaya, que a su vez se engloba dentro de la extraordinaria Reserva Nacional de Saja (la mayor reserva cinegética de España y verdadero paraíso faunístico y botánico).

La zona de Saja-Nansa comprende un conjunto de espacios naturales que marcan fuertemente pueblos y valles y que acogen aguas de intenso caudal para dos joyas piscícolas: truchas y salmones.
También las desembocaduras de los ríos Saja y Nansa ofrecen en sus estuarios el espacio idóneo para las mareas anguleras, pececillos tan escurridizos como codiciados, pero que en época de pesca son deliciosos.

La zona también es propicia para realizar excepcionales rutas gastronómicas. El guiso más popular (tradicional) de la región es el cocido montañés. En pleno corazón de Cabuérniga es posible marcar un itinerario cuyo soporte gastronómico sea el cocido montañés.

Restaurantes, tabernas y mesones de Bárcena Mayor, Tudanca, Valle, Ruente, Ucieda, Carmona o Cos, ofrecen una buena mesa para hacer las delicias del paladar del viajero con las viandas de la zona y platos tradicionales: Alubias rojas estofadas, carne de vaca tudanca (de excelente sabor y textura), buenas piezas de caza etc...

TEMAS RELACIONADOS
PÁGINAS RECOMENDADAS
Casas y Hoteles rurales en España por Comunidades Autónomas
 
lo+buscado